Ante la dimisión de la Comisión de Garantías Democráticas de Castilla y León

Ante la dimisión de la Comisión de Garantías Democráticas de Castilla y León (CGDCYL), el Consejo Ciudadano Municipal de Valladolid (CCMV) en la reunión celebrada el día 19 de septiembre de 2016 acordó publicar el siguiente comunicado:

Queremos mostrar nuestra preocupación por esta dimisión. La CGDCYL  es un órgano imprescindible de nuestro partido, encargado de velar por el respeto a los derechos de los inscritos en PODEMOS y los principios fundamentales y normas de funcionamiento de la organización así como del cumplimiento del documento de principios éticos en nuestro ámbito territorial.

Los problemas apuntados por la CGDCYL evidencian una crisis importante en el modelo organizativo y político de PODEMOS ya que denuncian la falta de independencia de los órganos de garantías estatales, las presiones a las que han sido sometidos y la falta de medios para realizar su trabajo que más bien parecen prácticas de otras organizaciones que de una formación como PODEMOS.

Estamos en un momento político y organizativo especialmente difícil, por lo que es imprescindible afrontar de cara los problemas  y decidir entre todas y todos la organización que queremos. 

Sólo con el fortalecimiento de PODEMOS en Castilla y León conseguiremos tener una Comunidad  al servicio de las clases populares y sus intereses.

Sólo desde la lealtad al proyecto que representa Podemos seremos capaces de alcanzar social y electoralmente la fuerza necesaria para desbordar la reforma del régimen en curso y situar en el centro del debate político el horizonte de unos procesos constituyentes, el reparto de la riqueza y la democratización de la economía.

 

Consejo Ciudadano Municipal de Valladolid

Comentarios

  1. Abel Pedro Del Río Reoyo 30 septiembre, 2016 at 11:25 pm

    Buenas noches!.
    Esto es un caso más de lo que siempre han deseado quien nunca ha buscado el bien para todos. Este proyecto tiene que marcar sus líneas claras, a distancia de la marca hispánica de más religión, menos racionalidad, menos espiritualidad, más brutalidad, más cabreo. No, creo que debe ser otra cosa, donde los verdaderos demócratas se sientan bien, a gusto, unidos; porque quien no esté dispuesto a ser generoso, aquí no pinta nada. Se juega en un terreno creado para la hostilidad, el sistema político-administrativo generado el 18 de julio de 1936, donde se fundamentó el pilar para esto que se ve ahora. En la medida que quede patente que esto es una clara ruptura de aquel entramado, los que no son demócratas, o reflexionarán o habrá que ayudarles. Nos dejaron un marrón muy grande, hay que ser obstinados, quererse, y dejar de hacer tanto análisis de la realidad y actuar. Acción y saber que el sistema es nuestro enemigo; o se le tiene rencor eterno, o se intenta construir otro para nadar en aguas mansas. El sueño nunca nos abandonará!. Salud-os!. Abel

  2. teresa 3 octubre, 2016 at 3:13 pm

    Me gustaría saber que tipo de presiones y desde donde se han impulsado

Deja un comentario

Su correo no será publicado

Nombre *
Correo electrónico *
Web