Culto a la personalidad

“La discrepancia, el debate y la confrontación pública de pareceres son todavía vistos mas como ejemplos de deslealtad al partido, que como expresión sana de pluralismo de corrientes en las organizaciones. Resulta curioso, cuando no paradójico, que los mismos partidos que buscan regenerar la pluralidad y la democracia participativa, sean los primeros en ahogar la…